Publicada en

La importancia de comprobar nuestra lista de correo

arrobas

Las campañas de email marketing son las más económicas y eficaces, de hecho, según cifras del año pasado el ROI o retorno de inversión de las campañas de email marketing se cifra en un 4,3 %. Pero para poder obtener un ROI alto es importante trabajar con una lista de correo limpia o tendremos muchos problemas y perderemos dinero.

Problemas de no limpiar nuestra lista de correo

Cada vez que enviamos un boletín por correo electrónico a nuestros clientes, cierta cantidad de estos correos nos son devueltos, se dice de estos correos que “han rebotado”. Esto puede suceder por varias causas, si el problema es temporal debido a que la bandeja de entrada del cliente este llena o ha habido un problema con el servidor de correo se le llama rebote blando. Sin embargo, si el nombre de dominio no existe o el correo está mal escrito hablamos de rebote duro. Tener una tasa de rebote duro alta puede causarnos graves perjuicios ya que podemos acabar en una lista negra y que nuestros correos sean calificados como Spam, se estima que una tasa de rebote duro de un 1% disminuye la entregabilidad en un 10 %. Además, debemos tener en cuenta que cuanto más grande sea nuestra lista de correo más alta será la tasa de rebote. Existen algunos consejos para disminuir la tasa de rebote. Para evitar esto debemos validar la lista de correo con frecuencia para identificar los correos electrónicos que están siendo rebotados y proceder a limpiar nuestra lista de correo. Para ello existen herramientas online que nos ayudan a comprobar la lista de correo y agilizar nuestro trabajo.

Una lista de correo limpia nos ahorrará tiempo y dinero, aumentará la entregabilidad de nuestros mensajes lo que repercute directamente en las ventas y reduciremos las posibilidades de que nuestros correos sean clasificados como Spam.
Las campañas de email marketing son las más económicas y eficaces, de hecho, según cifras del año pasado el ROI o retorno de inversión de las campañas de email marketing se cifra en un 4,3 %. Pero para poder obtener un ROI alto es importante trabajar con una lista de correo limpia o tendremos muchos problemas y perderemos dinero.

Publicada en

Comprobar nuestra lista de correo es garantía de entregabilidad

wlan-1582895_1920

Una estrategia de email marketing se basa, entre otros, en una base de datos de contactos/leads a la que enviar información, ya sea a demanda o por iniciativa nuestra. Y una de las claves para que los envíos tengan éxito es que los emails lleguen a la bandeja de entrada de nuestros suscriptores, algo que vamos a conseguir si hemos hecho tareas como limpiar la lista de correo.

Entregabilidad, la llave del éxito de una campaña de email marketing

Entregabilidad es la palabra con la que se ha traducido el término inglés deliverability y hace referencia a cuántos emails que enviamos en una campaña llegan al inbox del suscriptor. Para que los mensajes que enviemos lleguen a su destino hay una serie de acciones que debemos hacer para garantizarnos una alta tasa de emails entregados, entre las que se incluyen el “calentar IP”, para que los gestores de correo reconozcan nuestros envíos como pertinentes.

Controlar los rebotes para validar la lista de correo

También debemos tener en cuenta los rebotes, que son las direcciones a las que no llegan los mensajes. Básicamente hay dos tipos de rebotes, rebotes blandos y rebotes duros.

Rebotes blandos son los que se producen cuando el buzón del receptor está lleno o cuando nos devuelve un mensaje por vacaciones o ausencia. Hay que controlar, sobre todo, aquellos que vienen por buzón lleno, porque se puede tratar de cuentas que ya no se utilizan. Lo mejor es limpiarlas de nuestra BD.

Rebotes duros son los que se producen porque la cuenta ya no existe o está mal escrita. Es fundamental comprobar la lista de correo y quitar estas direcciones ya que un número excesivo de rebotes duros nos va a bajar la cuota de entregabilidad o incluso provocar que los gestores de correo (Outlook, Gmail, YahooMail, etc.) envíen nuestros emails a la bandeja de spam.